fbpx

¿Qué es LA TERAPIA BENENZON o terapia no verbal?

Rolando Benenzon, siendo médico psiquiatra y músico compositor, gran parte de su vida reflexionó sobre unir la medicina con el arte. Por lo que trabajo mucho tiempo en la creación de esta fusión, creando lo que se conoce hoy en día como musicoterapia.

En la década de los ‘60 funda la carrera de grado de musicoterapia en la Universidad del Salvador en Argentina, y la co-crea en diferentes universidades de Europa y América. La nueva carrera de musicoterapia, para ese entonces, no surge de la nada, un sustento teórico y científico, además de muchos años de experiencias clínicas en Argentina y en el mundo respaldaron la creación de la musicoterapia cómo tratamiento para personas con diferentes necesidades en su salud.

Benenzon trabaja desde siempre con personas con discapacidad intelectual, autismo, Alzheimer, personas en coma y dolor crónico. Es aquí donde la palabra es más un estorbo que un canal de comunicación. Comienza así a surgir el modelo de musicoterapia no verbal.

Cómo enseña Watzlawick, “no se puede no comunicar»… Desde allí, este modelo de musicoterapia no verbal se desarrolló con más y más fuerza, siendo ahora conocida como terapia no verbal.

Hoy en día podemos encontrar esta nueva especialidad en una academia autonoma internacional en Chipre y otra en Argentina, así como también centros Benenzon en diversos países del mundo: cómo Bélgica, Francia, España, Italia, Argentina, Brasil, Venezuela, México, Bolivia, Chile y Grecia, donde se llevan a cabo las terapias.

Terapia Benenzon o terapia no verbal: cuál es su definición?

«Es un tipo de psicoterapia que emplea elementos corporales-sonoros-no verbales con el objetivo de desarrollar, procesar, analizar y reforzar un vínculo o una relación entre el terapeuta y el paciente (o grupo de pacientes) con el objetivo de lograr el bienestar del paciente. Lo anteriormente mencionado es logrado mediante el refuerzo del “Ego” a través de un recorrido y evolución catárticos que actúan a través de nuestra Identidad Sonora (ISO), representada por los sonidos, energías acústicas y motrices que caracterizan a cada individuo.

Es importante dejar claro que la Terapia Benenzon o terapia no verbal como en el caso de otras terapias, no sustituye el tratamiento médico convencional. En las sesiones terapéuticas surgen necesidades sociales, físicas, emocionales y cognitivas debido a la participación de todos los sentidos, de la mente, de los sentimientos y del cuerpo. La Terapia Benenzon no cura, sino que pretende mejorar la vida del paciente abriendo nuevos canales de comunicación y dando forma a la relación terapéutica. Hasta el momento no existe ninguna “terapia” que obligue a una enfermedad a desaparecer, pero podemos mejorar o curar la enfermedad en colaboración con un equipo multidisciplinario»

(Dr. Rolando Benenzon)

¿Qué diagnósticos trata la terapia Benenzon o terapia no verbal?

La terapia no verbal beneficia a personas con discapacidad intelectual, autismo, Alzheimer, personas en coma y dolor crónico, entre otras afecciones.  Otras patologías en las que aplica la terapia no verbal son:

-Hikikomori(síndrome de la pantalla electrónica)

-Fibromialgia

-Psoriasis

-Trastornos alimenticios

-Ataques de pánico

-Ansiedad

-Mujeres embarazadas

-Pacientes oncológicos

-Síndrome de Burn Out

Además, pueden acceder a la terapia Benenzon todos aquellos que deseen mejorar su calidad de vida.

Características de la Terapia Benenzon

Al trabajar con un paciente o un grupo de pacientes, la terapia Benenzon pone en práctica los siguientes principios para el desarrollo de una sesión:

  • La protección de la libertad del otro es la protección de la nuestra propia. 
  • El no verbal les permite expresarse más a esos en quienes no hemos pensado que a esos a quienes hemos concebido y de los que nos hemos dado cuenta. 
  • La formación de la adaptación del terapeuta viene determinada por la intención de llevar a cabo la profecía de la autorrealización.
  • Escuchamos atentamente a través de esos a los que hemos escuchado con atención y aún escucharemos con atención, escuchando atentamente. 
  • Resolver lo que se ha atado y se atará, atando.
  • La intencionada falta de intención. 
  • Actúo donde no hay existencia. (Lacan)

La ética del no verbal: 

La ética del no verbal no tiene nada que ver con la moral ni con los ideales. En la ética del no verbal, no existe el bien o el mal, como tampoco hay exigencias superyoicas. La ética según este modelo significa aprender la sabiduría de escuchar, percibir, sentir y admitir el deseo del otro.

Sin una ética que se base en la escucha del deseo del otro, no hay posibilidad de establecer vínculos en un proceso terapéutico. La ética, además, es aprender a escucharse, sentirse y admitirse así mismo. Y demanda un entrenamiento permanente que tiene que ver con la tolerancia, la trans-temporalidad, la trans-apariencia, lo transcultural y lo trans transferencia.

La ética contiene la posibilidad de que el otro regrese, repita, ritualiza su vida en el contexto no verbal de las trans-transferencias.

Por estas características de la ética, el modelo es una filosofía del ser terapeuta. El modelo enseña a desarrollar una terapia no verbal, que utiliza sonidos, movimientos, música y recursos no verbales (olor, temperatura, textura, color). Para desarrollar un vínculo entre el terapeuta y el otro (o los otros). A fin de mejorar la calidad de vida o recuperarlo para la sociedad, como así también para producir cambios socioculturales, educativos y éticos al actuar en la prevención primaria de la salud comunitaria.

Si hay algo que ha caracterizado el desarrollo de la terapia Benenzon es la posibilidad constante de los cambios, pues permite que los conceptos varíen y se sucedan sin que por ello sucumba, sino todo lo contrario gracias a las constantes modificaciones renace permanentemente en una dinámica de crecimiento y de creatividad.

Luego la terapia no verbal tiene como ética primordial la custodia, la contención y la protección del terapeuta, porque un terapeuta sano y con adecuada calidad de vida es un buen contenedor para con el otro. Además, el terapeuta benenzoniano se entrena para establecer vínculos con el otro.

ASANA es uno de los centros donde se trabaja con la terapia Benenzon o terapia no verbal. Allí se brinda hogar a adultos con discapacidad intelectual. Los residentes demuestran un interés genuino en estas sesiones: encuentran nuevas formas de comunicarse, aprenden a escuchar y percibir a sus compañeros, se respetan unos a otros y comparten un tiempo agradable con su terapeuta que los acompaña en sus progresos hacia una mejor calidad de vida.

Redactado por Evaristo García, terapeuta no Verbal.

Otras novedades

Damián

Cuando se recibe la recomendación médica de hospedar a un familiar con discapacidad en un hogar especializado, una familia puede sentir que hacerlo es abandonarlos,

Leer Más »